A punto para la temporada de buceo

Cada buceador tiene su propio estilo. Nuestra individualidad es lo que nos hace diferentes: todos hacemos cosas diferentes para vivir, disfrutar de una amplia gama de actividades: m√ļsica, arte y diversi√≥n. Pero a la hora de bucear, todos debemos seguir el mismo camino si queremos hacerlo con seguridad.

Esta gu√≠a est√° pensada para beneficio de todos. Sin embargo, debemos admitir que algunas veces parece surgir alg√ļn obst√°culo en el camino del buceo seguro:
“Yo siempre lo hago de esta manera.”
“No tengo tiempo para eso.”
“Esto no puede sucederme a m√≠”
“S√≥lo haz lo que yo hago, y todo ir√° bien.”
“No te preocupes por eso – siempre hay alguien que tiene un extra (pon lo que quieras en el espacio: una correa, una lavadora, una junta t√≥rica,…).”

Las excusas abundan para que podamos pasar por alto las normas de seguridad que más suenan en la lista. Pero sólo hay una manera segura de estar preparado para la temporada de buceo: conocer las propias capacidades, conocer el propio equipo, seguir las pautas, mantenerse dentro del nivel y la habilidad de la formación recibida, y tomarse su tiempo Рsin precipitarse. Gracias en parte a las precauciones para reducir los riesgos, las lesiones de buceo como la enfermedad descompresiva (ED) son poco frecuentes. Otras lesiones como barotrauma del oído y de senos paranasales ocurren con mucha más frecucencia entre los buceadores debutantes y en aquellos que bucean con poca frecuencia. La otra cara de esto es que la baja incidencia de lesiones pueden dar lugar a una actitud menos vigilante respecto a la seguridad.

La verdad sobre cualquier tipo de accidente de buceo es la siguiente: cuando se dan el conjunto adecuado de circunstancias – inexperiencia, negligencia, prisa o, simplemente, estar dentro de un grupo numeroso – un buceador puede lesionarse f√°cilmente. Existen menos probabilidades de sufrir lesiones cuando se est√° siguiendo medidas de seguridad de probada eficacia.

Consideremos los siguientes casos de llamadas de asistencia a DAN .

El Escarabajo y la Oruga

Archivar este art√≠culo bajo “Deber√≠a haber revisado primero el regulador”.

Primera inmersi√≥n del a√Īo, con prisa: depositar una fianza para alquilar el equipo, llegar a tiempo a la embarcaci√≥n, organizar y montar el equipo, abrir el grifo del aire y saltar al agua. Inhalar un escarabajo y bloquear la entrada a un pulm√≥n. Por supuesto, se trataba de un escarabajo muerto, pero all√≠ estaba. M√°s tarde, con el buceador bajo anestesia general, el escarabajo fue repatriado a la basura del hospital.

Imag√≠naos la sorpresa de otro buceador, cuando conect√≥ su equipo para efectuar la primera inmersi√≥n del a√Īo. Tom√≥ la bocanada de aire desde el regulador e inmediatamente sinti√≥ una sensaci√≥n de ardor inusual y picaz√≥n en la parte posterior de la garganta. Sent√≠a cosquillas en su lengua y le ard√≠a toda la boca. Durante el invierno, una oruga se hab√≠a deslizado en el interior del cuerpo del regulador. Sin ninguna comprobaci√≥n previa, el buceador se hab√≠a limitado a inhalar. ¿Qu√© pas√≥ con la llamada purga r√°pida? Con un regulador ha estado en “estado latente” por un tiempo, recordar que se debe purgar en la mano o en un pa√Īo antes de respirar por √©l.

La “sorpresa” del buceador debutante

El “efecto ventosa” de una m√°scara puede suceder a cualquiera de nosotros, pero ocurre con m√°s frecuencia en los nuevos buceadores o con aquellos de nosotros que no se sumergen a menudo. Es la lesi√≥n que te puede sorprender, incluso si est√°s respirando correctamente y has despejado correctamente los senos y la nariz como se debe.

Es sorprendente cómo muchos buceadores son demasiado inexpertos o están demasiado excitados para recordar de insuflar aire por la nariz dentro de la máscara durante el descenso. Incluso los buceadores más experimentados pueden sufrir un golpe de ventosa con la máscara cuando cambian de máscara o piden prestado una de menor volumen.

La queja, por lo general, es la siguiente:

-”tengo peque√Īas manchas rojas alrededor de mis ojos, que est√°n hinchados; y la parte blanca del ojo est√° inyectada en sangre… ¿Qu√© debo hacer? ¿Puedo bucear ma√Īana.?”

La corta respuesta es s√≠, pero es mejor esperar. S√≥lo un poco m√°s de tiempo durante el descenso y una peque√Īa revisi√≥n mental de lo que habr√≠a que hacer hubiera impedido lo que sin duda se ver√° peor ma√Īana que lo que parece hoy.

Hacer el chequeo entre compa√Īeros (buddy check)

Recientemente recibimos una llamada sobre un accidente muy prevenible ocurrido durante el pasado puente festivo. El buceador era un individuo muy competente, que había efectuado la revisión de su equipo adecuadamente, estaba sano y con ganas de sumergirse al primer día de la temporada, ya que llevaba meses sin bucear.

Al comenzar la inmersión, había querido ser el primer buceador en saltar al agua y el primero en conseguir una langosta. Apenas acababa de montar su equipo cuando llegaron al lugar de buceo, a una profundidad de sólo -4 metros, saltando al agua antes que los otros buceadores.

Ansioso por entrar en el agua, el buceador saltó con las aletas en la mano para ponérselas en el agua y se puso el regulador después de saltar. Demasiado lastrado, se hundió rápidamente hasta el fondo. Necesitaba desesperadamente una bocanada de aire cuando se puso el regulador en la boca pero había olvidado abrir la botella.
Sus amigos lo encontraron al cabo de pocos minutos, tumbado en el fondo, pero desgraciadamente no pudieron hacer nada para reanimarlo. Al igual que la mayor√≠a de los incidentes de buceo, este era completamente evitable. Nunca se es demasiado competente para hacer el chequeo entre compa√Īeros.

‘”¿Cu√°ndo puedo bucear?”

La temporada baja, por lo general en invierno, es la ocasi√≥n ideal para someterse a las intervenciones quir√ļrgicas que no deseamos que interfieran en nuestro calendario de buceo. Entonces los buceadores pueden decidir a someterse a intervenciones correctivas como la LASIK (tratamiento por l√°ser en disfunciones oculares), una forma de cirug√≠a refractiva ocular con l√°ser; rinoplastia o “retocarse” la nariz, abdominoplastia, la llamada “cirug√≠ est√©tica de abdomen”, o incluso intervenciones endosc√≥picas para drenar los senos forntales. Debido a la posibilidad de someterse a ese tipo de intervenciones, se suele tener un tipo de llamada de pretemporada a DAN: “¿Cu√°ndo puedo volver a bucear?”

La respuesta gen√©rica es la siguiente: se puede bucear cuando haya sido dado de alta para todas las actividades por el m√©dico que le trata, y cuando pueda participar en estas actividades sin ning√ļn problema.

Hacerse un chequeo

A medida que los buceadores envejecemos, muchos de nosotros desarrollamos enfermedades; la m√°s significativa es la enfermedad cardiovascular. Esto requiere un poco de honestidad: ¿Eres un hombre mayor de 40 a√Īos, una mujer mayor de 50? ¿Tiene factores de riesgo como hipertensi√≥n (presi√≥n arterial alta), diabetes, colesterol alto, fumas o tienes familiares con enfermedades coronarias? Si es as√≠, debes ser evaluado por tu m√©dico.

¿Se puede estar al mismo nivel f√≠sico que cu√°ndo recibimos nuestro primer certificado, hace 20 o 25 a√Īos? Para algunos, la respuesta es s√≠; para otros, es no. Responder de forma negativa no tiene por qu√© significar el fin del buceo  puede significar simplemente que debemos cambiar la forma de bucear. Eso podr√≠a traducirse en no ponerse en una condici√≥n que ponga a prueba nuestra resistencia cada vez que nos sumergimos. O puede significar simplemente asumir menos responsabilidades durante una inmersi√≥n: mira por t√≠ mismo en primer lugar.

Usa el sentido com√ļn. El buceo tiene una manera de probar cuando no est√°s preparado para ser probado.

Una sugerencia final para la pr√°ctica del buceo seguro y la reducci√≥n del riesgo, tiene que ver con la actitud. En el buceo, un tama√Īo, un color o un estilo no se ajusta por igual a todos. Sin embargo, una actitud, s√≠: “si yo voy a hacer esto, voy a hacerlo de la manera correcta”.

Recuerda preguntarte: “¿Qu√© es lo m√°s adecuado para mi destreza y mi equipamiento? ¿Cu√°l es mi responsabilidad con mi compa√Īero y con el resto del grupo?¿Qu√© me mantendr√° disfrutando de mis inmersiones cada vez que me meta en el agua?”

Trata de hacerte estas preguntas cada vez que te convenga – o cada vez que alguien te pregunta acerca de buceo y seguridad. DAN quiere que permanezca en el mundo del buceo y puedas seguir disfrutando de esta actividad toda la vida.

Descarga el artículo

Sum√©rgete en las √ļltimas
historias, antes que nadie.

Suscríbete
al boletín
Alert Diver.