05 Jul 2016 | Claudio Di Manao

Inmersiones inolvidables: Shark & Yolanda Reef

Ubicación: Mar Rojo, Egipto.

GPS: 27° 43’ 51.03” N 34° 15’ 37.99” E  

Tipo de buceo: profundo, en deriva.

Vida Marina: toda la cadena alimentaria, con corales asombrosos y un paisaje submarino que te enloquecerá.

NIvel: avanzado, para buceadores expertos.

 

Vistas

No hay necesidad de entrar en el agua para entender por qué Shark & Yolanda Reef es uno de los diez puntos de buceo más bellos del mundo; basta mirar un mapa. Las rocas ocres del desierto se precipitan hacia el Gran Valle del Rift que separa la Placa Africana de la Placa Arabe, creando así el Mar Rojo y el Golfo de Aqaba. Y precisamente allí, en el extremo sur de la península de Sinaí, dos arrecifes que coinciden, emergen del abismo, en el punto donde se reúnen dos golfos: el de Suez y el de Aqaba; cada uno con sus corrientes y sus especies endémicas.

Què podemos ver y cuándo

Shark Reef nunca te defrauda. En los meses de invierno, puede estar seguro de encontrar una visibilidad de récord (más de 50 m.) Y crías de especies de peces en todo su esplendor, pero entre finales de junio hasta principios de septiembre, nubes de carángidos, pargos, barracudas, peces ángel y peces unicornio se reúnen aquí. En los meses de verano, asegúrate de elegir un guía de buceo que sepa cómo evitar las multitudes, y serás capaz de distinguir los tiburones punta negra en el interior de los cardúmenes.

Los encuentros con los atunes, meros, morenas, jureles, tortugas, peces napoleón y rayas águila son frecuentes durante todo el año. En ocasiones, encontramos a delfines dentro de cardúmenes de peces fusilero. El alma seductora de Shark Reef reside en su luz y en los colores tan vivos. Los corales blandos, las anémonas de mar y los parazoanthus cubren cada centímetro cuadrado de la pared. las gorgonias crecen en muchas grietas y salientes, pero prosperan especialmente en el exterior del veril de Yolanda Reef. Los restos del naufragio del Yolanda, a partir del cual el arrecife toma su nombre, reposan a más de -150 metros. Muy poco atractivo, todo lo que queda por ver es parte de su carga: accesorios de baño y productos de plomería. Cuando llegues a la carga, en las condiciones normales de corriente, no serás capaz de seguir adelante. Este es el lugar donde desearás tener un guía de buceo, creativo.


El mejor momento para bucear aquí es cuando la corriente es fuerte, preferiblemente cuando fluye de Shark a Yolanda. Cuando esto sucede o cuando hay una pausa en la corriente,los corales blandos se abren, los peces se reúnen en grandes bancos y el arrecife estalla en una explosión de vida y color.

 

LA SESIÓN INFORMATIVA

No hay tiempo que perder. Al saltar al agua, en Shark Reef, todo el mundo tiene que estar preparado y no albergar ninguna duda. Este no es lugar para empezar a ajustar tu lastre. El barco se acerca al arrecife, y a continuación, se aleja con las hélices a la velocidad mínima. Quién decide el punto exacto de entrada, es el guía, pero estar preparado es responsabilidad de cada buceador. Hay que descender donde no hay prácticamente ninguna corriente, pero una diferencia de un metro es suficiente para salir disparado hacia la derecha o hacia la izquierda.


Ruta clásica


Ruta alternativa

En el ángulo, la pared está completamente tapizada de corales blandos. En este punto, me dirijo hacia el azul, siguiendo una profundidad de unos 10-15 metros, para buscar bancos de peces o peces pelágicos que pasan. Si hay acción, vale la pena demorarse mucho tiempo aquí. Sigo adelante, dejando el arrecife a la derecha, en dirección al corredor, donde evalúo la naturaleza caprichosa de las corrientes, y considero mis opciones: ir directamente a la meseta, en la parte exterior de Yolanda, rica en gorgonias y pináculos de entre 13 y 30 metros; rodear Shark Reef; o dirigirme a la parte trasera de Yolanda, dejándome llevar por la corriente a través de la meseta interior, poco profundo, hasta llegar a los restos de la carga del pecio. La inmersión tradicional termina allí, sobre la carga del Yolanda. La otra opción, la que prefiero, implica saltar sobre Anemone City y cruzar en el límite del azul, hacia Shark Reef. Esto garantiza un punto de observación privilegiado para observar a los peces y a las corrientes. Lo más importante: se debería evitar que los buceadores salgan disparados en todas direcciones, como confetti, tan pronto sus aletas tocan el agua Es una inmersión adecuada para aquellos buceadores con un adecuado consumo de aire.


Advertencia!
Las corrientes pueden ser extremadamente fuertes y variar sin previo aviso.
En verano, pueden darse fuertes corrientes descendentes en el corredor y en la pared de Shark Reef, ¡que se desploma hasta alcanzar los -800 metros!
También hay que permanecer alerta a los barcos, ya que se trata de una zona muy concurrida.



LOGÍSTICA Y CONEXIONES

Acceso: en barco. 

Guía de buceo: obligado. Existen docenas de centros de buceo, con buenas instalaciones y servicios, en la zona de Sharm el Sheikh, Sur del Sinaí, Egipto.  

Aeropuerto: Sharm el Sheikh – SSH








Sobre el autor: Claudio Di Manao - REEF WRITERS CORPORATION




Descarga el artículo
Comparte esto

Artículos relacionados