La amenaza de la Malaria

A menudo se puede so√Īar con las ansiadas vacaciones de buceo, viajando a un famoso centro de buceo al otro lado del mundo, donde cada inmersi√≥n es mejor que la anterior. Cada mes ha ido reservando un poco de dinero para estas vacaciones, por lo que no quiere que nada salga mal….
El problema es que no suelen encontrarse esos deseados destinos de buceo en la ubicaci√≥n ideal. La abundante vida marina, los exhuberantes jardines de coral y los climas tropicales, existen en otro lugar; por lo general, en alg√ļn lugar remoto. De hecho, muchos destinos de buceo se encuentran en una franja que se extiende desde 45º de latitud norte hasta los 40º de latitud sur, en una zona llamada la “zona de la malaria“. Estas regiones est√°n alejadas de las comodidades modernas.

Contrayendo la malaria
Los buzos
Considere una de nuestras parejas, afiliados a DAN, que se van de vacaciones de buceo a Indonesia, ubicada en la zona de malaria. Revisan las p√°ginas web de los Centros para el Control y Prevenci√≥n de Enfermedades (CDC), que muestran el riesgo de malaria en ciertas √°reas. Cuando esos miembros de DAN llaman a la poblaci√≥n local, se les dice que no se hab√≠a informado de “ning√ļn caso” de malaria en Indonesia desde hac√≠a alg√ļn tiempo. Adem√°s, los residentes informan que ya no se medicaban contra la malaria y que no se hab√≠a experimentado la enfermedad, por lo que consideran que la zona es relativamente segura, un lugar de “riesgo m√≠nimo”. A partir de estas conversaciones, los buzos concluyen dos cosas:

1) en la zona hab√≠a un riesgo m√≠nimo de contraer la malaria, y 2) los usuarios de los medicamentos antimal√°ricos hab√≠an manifestado unos raros efectos secundarios de confusi√≥n mental y alucinaciones. Sabedores que si experimentan estos efectos secundarios no podr√°n bucearr, los viajeros deciden renunciar a los antimal√°ricos. Aparte de esto, antes de irse, se administran todas las vacunas recomendadas para viajar a Indonesia.  Una vez en Indonesia, la pareja se aloja en una caba√Īa con aire acondicionado y cristal en las ventanas (no solo  pantalla de protecci√≥n) y utilizan repelente de insectos a base de DEET (N, N-dietil-meta-toluamida). Ambas medidas son generalmente √ļtiles para proteger a las personas de las picaduras de mosquitos y otros insectos. Por las ma√Īanas, a primera hora, el esposo suele dar un paseo, y, al atardecer la pareja regresa a su casa despu√©s de cenar en  “bermudas” y camisetas de manga corta.
 

Los buceadores disfrutaron de una semana maravillosa: cada d√≠a de buceo era mucho m√°s excitante que el anterior. Registraron 25 inmersiones en 10 d√≠as,  informando que ellos nunca forzaron sus perfiles de inmersi√≥n. Ambos atestiguaron el uso consistente de repelente contra insectos, y manifestaron no haber recibido picaduras de mosquito. Al final de la semana, recogieron sus equipos y regresaron a casa, despu√©s de haber disfrutado de unas vacaciones de ensue√Īo. El problema y el tratamiento La pareja inform√≥ de que no hubo problemas durante el vuelo a casa, pero durante la primera semana despu√©s de su regreso, el marido empez√≥ a tener s√≠n tomas de gripe, con dolores generalizados por todo el cuerpo.

En el trabajo empez√≥ a sentirse d√©bil y se tom√≥ un par de d√≠as de descanso para recuperarse. Su presi√≥n arterial comenz√≥ a disminuir de forma intermitente, la temperatura subi√≥ r√°pidamente, y su visi√≥n se torn√≥ borrosa. Llegado a este punto, descart√≥ la gripe y empez√≥ a sospechar que podr√≠a tratarse de la malaria. Decidi√≥ acudir a una cl√≠nica local. Despu√©s de un examen, fue trasladado r√°pidamente a un hospital local e ingresado en cuidados intensivos. Despu√©s de someterse a un sinf√≠n de transfusiones, numerosos procedimientos por v√≠a intravenosa y m√ļltiples diagn√≥sticos, el buceador solo recuerda su despertar. Fue 22 d√≠as despu√©s. No recordaba nada de las √ļltimas tres semanas, o del hecho de haber estado al borde de la muerte. Permaneci√≥ en el hospital durante 32 d√≠as, y luego fue enviado a un centro de rehabilitaci√≥n durante dos semanas y media. No recobr√≥ las fuerzas, incluyendo la capacidad para andar y alimentarse por s√≠ mismo, hasta pasados cuatro meses despu√©s, cuando empez√≥ a recuperar un nivel “normal” de energ√≠a y funcionalidad.

La discusión
Estos miembros DAN lo hicieron casi todo bien, pero ellos quieren que todos los buceadores sepan que ellos aprendieron por el camino m√°s dif√≠cil. Por un lado, y por lo general, es mejor tomar los f√°rmacos antipal√ļdicos y tolerar los posibles efectos secundarios antes de sufrir la enfermedad en s√≠. Si tuvieramos que hacerlo otra vez, dijeron, habr√≠amos tomado los antimal√°ricos, a pesar de que no ser una advertencia espec√≠fica de la zona y de saber que el riesgo era m√≠nimo. Considere las siguientes recomendaciones para viajar a un √°rea con riesgo de malaria conocido:

  •  Tome los medicamentos. Use la medicaci√≥n recomendada para la zona.Visite las web del CDC (www.cdc.gov / travel) y de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (www.who.int / ith) para obtener informaci√≥n sobre las vacunas e informaci√≥n espec√≠fica para la salud. Entregue esta informaci√≥n a su m√©dico, quien le extender√° cualquier receta que pueda usted necesitar.
  • Use DEET. Utilice un buen repelente de mosquitos que contenga DEET1 en la ropa y en la piel, as√≠ como en su mosquitero.
  • C√ļbrase. Mientras est√© Vd. en el exterior, desde el atardecer hasta el amanecer, cubra la piel expuesta mediante el uso de camisas de manga larga y pantalones largos. Si es posible, evite estar al aire libre entre el anochecer y el amanecer.
  • Consiga una red antimosquitos. Si la situaci√≥n lo permite, use mosquiteros en el alojamiento. Esto es aplicable, por ejemplo, solo cuando tiene una ventana normal o cualquier abertura por la que un mosquito pueda pasar.

La malaria ha causado más muertes en el mundo que cualquier otra enfermedad infecciosa: Es el riesgo de enfermedad infecciosa más grave para los buceadores que viajan a los trópicos.
Para superar cualquier duda o preocupación que pueda tener, lo mejor es tomar la medicación contra la malaria.

La Mejor Medicación
Si planea hacer un viaje a una zona de riesgo deberá acudir a la consulta de su médico o a una unidad especializada en medicina tropical para que le aconsejen acerca de la elección de la medicación apropiada. Por lo general, la decisión del médico vendrá fundamentada sobre la base de cuatro criterios:

  1.  Riesgo de contraer la malaria – en funci√≥n de su destino y la ubicaci√≥n dentro de ese destino en particular, √©poca del a√Īo y la duraci√≥n de la estancia. 
  2. Superfil de viajero – m√°s espec√≠ficamente, su edad, estado de embarazo, as√≠ como su historial m√©dico y quir√ļrgico. Otro factor a tener en cuenta una vez determinado su destino es el pr√≥posito del viaje, ya que viajes de aventura, misioneros y de voluntariado (por ejemplo, Cuerpo de Paz) se enfrentan a un riesgo mayor que los viajes de negocios. 
  3. La eficacia del medicamento – sobre la base de √°reas resistentes conocidas. 
  4. Su tolerancia individual a la medicación.

Aralen (fosfato de cloroquina), com√ļnmente conocida como “cloroquina”, se considera eficaz como tratamiento inicial para la malaria en algunas √°reas. Para el viajero de aventura en las zonas donde la malaria por Plasmodium falciparum que se considera la forma m√°s grave) no est√° presente, la cloroquina es a menudo el f√°rmaco de elecci√≥n. Desafortunadamente, dada la amplia distribuci√≥n de P. falciparum, este medicamento ha perdido eficacia. Para el tratamiento, el f√°rmaco se administra semanalmente, comenzando por lo menos la toma una semana antes de viajar, continuando hasta cuatro semanas despu√©s del regreso. Las reacciones adversas comunes asociadas son molestias gastrointestinales y dolor de cabeza, aunque algunos se han quejado de visi√≥n borrosa, tinnitus (zumbido en los o√≠dos) o mareos.

Lariam (mefloquine hydrochloride), o “mefloquina”, sigue siendo la elecci√≥n popular de los viajeros a zonas donde el P. falciparum est√° presente. Su controvertida reputaci√≥n de reacciones adversas ha creado problemas para el viajero aventurero que va a participar en actividades de riesgo que requieren motricidad fina y coordinaci√≥n.  Como con cualquier medicamento, los buceadores que no toleran la medicaci√≥n tienen que considerar los riesgos asociados para poder valorar la seguridad en el buceo. Algunos buceadores han informado de que algunos “tour operators” de centros/”charters” de buceo impiden bucear a los que utilizan la mefloquina, supuestamente debido a sus efectos secundarios, que f√°cilmente pueden confundirse con los de la enfermedad descompresiva. Esta informaci√≥n no ha sido confirmada.

Los efectos secundarios comunes incluyen trastornos del sue√Īo, cambios de humor, n√°useas, diarrea y dolor de cabeza, que por lo general se manifiestan en las primeras tres semanas de uso. Si se toma por primera vez, debe empezarse la toma de mefloquina por lo menos unas tres semanas antes de viajar, para permitir la estabilizaci√≥n o para un cambio oportuno a otro medicamento adecuado. En general, los efectos secundarios que aparecen dentro de las primeras tres semanas es poco probable que empeoren en las semanas siguientes. Como la cloroquina, la mefloquina s√≥lo requiere una dosis semanal, comenzando por lo menos dos semanas antes del viaje y continuando durante cuatro semanas despu√©s del regreso. Hay algunos datos de seguridad pertinentes para su uso durante el embarazo: en general se acepta que puede ser utilizado con seguridad durante el segundo y tercer trimestres del embarazo. Sin embargo, muchas organizaciones recomiendan cautela si se usa durante el primer trimestre.

Malarone (atovaquone/proguanil). Fue aprobada por primera vez en los EE.UU.en 2002. Desde entonces, se ha convertido en la elección popular de los viajeros a zonas donde existen cepas resistentes a la cloroquina. Las reacciones adversas más comunes incluyen molestias gastrointestinales, dolor de cabeza y mareos. Aunque hay informes recientes de resistencia al P. falciparum, el malarone sigue gozando de una buena reputación para la profilaxis del paludismo.

Plaquenil (hidroxicloroquina) se ha utilizado durante muchos a√Īos en el tratamiento y la eliminaci√≥n de la malaria. Los efectos secundarios m√°s comunes son n√°usea leve, dolor de est√≥mago y diarrea ocasional.

Vibramycin (doxiciclina) es uno de los f√°rmacos m√°s eficaces en ensayos cl√≠nicos y ha demostrado ser altamente eficaz contra la malaria provocada por el P. falciparum. Tanto como antipal√ļdico como antibi√≥tico, la vibramicina puede tener un efecto beneficioso en la reducci√≥n de la incidencia de otras enfermedades como la diarrea del viajero. No obstante, su dosificaci√≥n y efectos secundarios hacen que sea menos atractiva para el buceador que viaja. Los efectos secundarios m√°s comunes son molestias gastrointestinales, fotosensibilidad (sensibilidad al sol) y una mayor susceptibilidad en las mujeres a las infecciones por hongos y levaduras. La doxiciclina se toma una vez al d√≠a, empezando al menos un d√≠a antes de entrar en una zona de malaria y debe continuarse con una dosis diaria durante cuatro semanas despu√©s de salir de la zona. No se recomienda a las mujeres embarazadas o ni√Īos menores de 8 a√Īos de edad.

MEDICACI √ďN ANTIMALARICA
Medicamento Intervalo Dosis Duración antes y
después del viaje
Contraindicaciones Reacciones Adversas
M√°s Comunes
Resistencia
Aralen
Chloroquine
phosphate
Una vez a la semana 2 semanas antes
4 semanas después
Alteraciones en la
retina o en el campo
de visión
Dolor de cabeza
Prurito
La resistencia
aparece generalizada
Lariam
Mefloquine
hydrochloride
Una vez a la semana 2 semanas antes
4 semanas después
No apta para
la profilaxis
con pacientes
con historial
de desórdenes
psíquiatricos,
depresiones o
convulsiones
Nausea / vómitos,
sue√Īos v√≠vidos,
mareos, cambios de
humor, insomnio,
dolor de cabeza,
diarrea
La resistencia
parece ser poco
com√ļn, aunque
es conocida
principalmente en el
Sudeste Asi√°tico
Malarone
Atovaquoneproguani
Dosis diaria 1-2 días antes
7 días después
Profilaxis en
insuficiencia renal
grave
Molestias G.I.,
malestar,
Dolor de cabeza
 
Plaquenil
Hydroxychloro-quine
Una vez a la semana 2 semanas antes
8 semanas después
Uso prolongado en
ni√Īos. Alteraciones
en la retina o en el
campo visual
Dolor de cabeza
Mareos, trastornos
G.I.
 
Vibramycin Dosis diaria 1-2 días antes
4 semanas después
Quemaduras
solares, trastornos
G.I., infecciones por hongos
   

Mecanismo de la Malaria
Seg√ļn la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), la malaria mata entre 700.000 y 2,7 millones de personas cada a√Īo. La organizaci√≥n informa de 300 millones a 500 millones de nuevos casos cada a√Īo. En los EE.UU, de los 1.000 a 1.500 casos de malaria diagnosticados anualmente, la mayor√≠a han regresado recientemente de la zona de malaria, lo que ocurre entre las latitudes 45 ° N y 40 ° S, y extiendi√©ndose a lo largo de todo el mundo. La malaria es la principal causa de enfermedad y muerte a escala mundial. Esta enfermedad no se transmite por el contacto casual entre personas, sino que es una enfermedad causada por el Plasmodium, una especie de par√°sito, que necesita de la intervenci√≥n de un agente transmisor, la hembra infectada del mosquito Anopheles, que pica desde el atardecer hasta el amanecer. Con su picadura, el mosquito infectado libera saliva y esporozoitos (la etapa infecciosa del par√°sito) en la v√≠ctima.

En esta primera etapa de la infecci√≥n, conocida como etapa exoeritroc√≠tica (exo=externo, eritroc√≠tica= perteneciente a los gl√≥bulos rojos o eritrocitos), los esporozoitos invaden el h√≠gado antes de pasar al torrente sangu√≠neo. En el h√≠gado, los esporozoitos pasan por un per√≠odo de incubaci√≥n de una semana a varios meses. Maduran a merozoitos (etapa m√≥vil, o en movimiento, etapa infecciosa del par√°sito), que se liberan de las c√©lulas del h√≠gado. A continuaci√≥n, estos merozoitos invaden a los gl√≥bulos rojos en lo que se denomina fase eritroc√≠tica. En las c√©lulas rojas de la sangre, el merozoito experimena la esquizogonia (la reproducci√≥n asexual por segmentaci√≥n m√ļltiple), transform√°ndose en m√°s merozoitos. Los gl√≥bulos rojos infectados estallan de golpe, lanzando una nueva generaci√≥n de merozoitos e iniciando un “paroxismo”, un nuevo ciclo de infecci√≥n de m√°s gl√≥bulos rojos. Esta ruptura es la responsable de muchos de los s√≠ntomas de tipo gripal de la malaria.

Debido a que la malaria afecta a las células rojas de la sangre, puede transmitirse a través del uso compartido de agujas y jeringuillas, transfusiones de sangre o de la madre al feto en desarrollo. (La referencia es a un feto en desarrollo durante el embarazo. Vea http://www.cdc.gov/malaria/pregnancy.htm).
Cuando el mosquito pica a una persona ya infectada, ingiere el parásito microscópico de la sangre de la persona. El parásito crece en el mosquito durante una semana aproximadamente y luego se transfiere a través de la saliva de los mosquitos a la sangre de la siguiente persona picada.

Los tipos de malaria
Hay cuatro especies del par√°sito de la malaria que infectan a los humanos: Plasmodium vivax, P. ovale, P. malaria y la m√°s grave, Plasmodium falciparum. El Plasmodium falciparum tiene un ciclo de 48 horas y afecta al cerebro, los ri√Īones y el tracto gastrointestinal. Debido a la tendencia a agruparse que presentan los gl√≥bulos rojos infectados, la acci√≥n del P. falciparum puede incluso llegar a obstruir los vasos irrigantes, interrumpiendo el suministro sangu√≠neo a √≥rganos vitales. Si la fase hep√°tica de la enfermedad no es tratada adecuadamente, el P. vivax y el P. ovale pueden provocar una reca√≠da desde una fase latente del par√°sito residente en el h√≠gado. El P.malariae puede permanecer latente durante a√Īos en las c√©lulas de la sangre, y ese es el motivo por el cual no se puede donar sangre si se ha estado expuesto a la malaria.

¿Qu√© hacer?
Consulte la web del CDC (www.cdc.gov/travel) y la web de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, OMS,  (www.who.int/ith) para conocer informaci√≥n actualizada sobre la medicaci√≥n y las vacunas, as√≠ como la obtenci√≥n de informaci√≥n acerca de los riesgos para la salud espec√≠ficos de cada pa√≠s. Los afiliados a DAN tambi√©n pueden llamar a la l√≠nea de informaci√≥n para preguntar acerca de las advertencias espec√≠ficas para la salud.

Descarga el artículo

Sum√©rgete en las √ļltimas
historias, antes que nadie.

Suscríbete
al boletín
Alert Diver.