18 Jun 2020 | Audrey Cudel

Xulo, la cueva de las golondrinas

Localidad: Muyil, Quintana Roo, Mexico

Tipo de Buceo: Buceo en Cueva

Nivel: Buceador de Cuevas experimentado

Profundidad media: -10 metros

Profundidad Máxima: - 27.1 metros máximo

Actualmente, la Península de Yucatán está  considerada, probablemente, como la meca del buceo en cuevas. Su paisaje kárstico plano está sustentado por un extenso acuífero accesible a través de miles de sumideros conocidos como 'cenotes' , muy extendidos en las tierras bajas del norte.

Las exploraciones en curso y el descubrimiento de nuevos cenotes, añaden más kilómetros cada año a los sistemas de aguas subterráneas conocidos. Probablemente se necesitaría una enciclopedia para describir la singularidad y belleza de todas y cada una de esas cuevas.

Sin embargo, algunos de ellos aportan todo lo que un buceador de cuevas podría estar buscando: una sucesión de salas con formaciones de gran belleza, un cambio constante de paisaje, una variedad de espeleotemas que sólo pueden contemplarse aquí, someros y profundos pasajes freáticos y navegación compleja con comunicación con otros cenotes, accesibles después de pasar por diversos tipos de restricciones.

'Uku Cuzam', también es conocido como la 'Cueva de las Golondrinas'  ('Cueva Golondrinas'). Quién quiera respetar la memoria del propietario de la tierra maya que solía proteger este lugar en el momento de su exploración por  Alvaro Roldan  en  2013,  simplemente nombrará la Cueva en su honor,  XULO (Dzulo).

XULO es uno de los cuatro  cenotes  del Sistema Caterpillar, que es considerado “pequeño” por los estándares mexicanos, a pesar de sus 13.452  metros de pasajes explorados y examinados en esta fecha. XULO  destaca por sus  1.372  metros de pasajes que permiten pasos muy amplios a muy angostos. Se encuentra a la salida del pueblo de  Muyil, en una zona que ofrece una geología muy diferente de los famosos lugares más al norte, entre Playa del Carmen y Tulum. Ubicado aguas abajo del Cenote Caterpillar, la ubicación de XULO sigue siendo prometedora en esta fecha, ya que está bastante cerca del Sistema Doggy.

El Informe

XULO es fácilmente accesible en automóvil, ya que la cueva está a sólo unos 200  metros de la autopista, y también a pie, ya que la entrada al agua está a sólo  20  metros, por la zona de aparcamiento. El entorno que rodea el acceso a la cueva está bien cuidado y mantenido y, desde hace ya unos años, se agregaron  algunas instalaciones para la comodidad de los buceadores. Una vez abonado el importe de la entrada, el automóvil estará vigilado durante la inmersión.

Una bajada, desde la zona de aparcamiento, conduce a una cámara seca, decorada, bastante grande, que se abre en una red de túneles excavados. Se construyeron grandes peldaños  adicionales para facilitar el acceso a una “piscina” poco profunda de agua prístina, rodeada de estalactitas de un blanco puro. Atada a una de ellas, la línea principal de la cueva aparece desde la restricción de la entrada. El encanto de la cueva se muestra al cabo de pocos metros, mientras uno nada a través de una enorme sala adornada como una catedral.

Puedes colarte por la puerta al final de la misma, para entrar en una sección más tánica, donde el azufre ha dejado capas de marcas amarillas y negras en los espeleotemas circundantes. Las raíces han invadido una cámara parcialmente sumergida, que conduce al primer paso superficial de una restricción. La recompensa se encuentra al otro lado, cuando uno entra en una gigantesca sala  impresionante, llena de otro conjunto de formaciones únicas. Más allá de las secciones paralelas más cortas, se pueden explorar dos rutas muy contrastantes, saltando desde la línea principal, que vale la pena explorar.

La "Línea Principal" conduce a la zona más profunda, con un cambio brutal y total de escenario. Un túnel de agua dulce azul, rodeado de piedra caliza blanca pura inestable, baja hasta los -27,1  metros y termina en un pozo vertical, a unos  550  metros de la entrada.

Si saltas desde la línea principal, en las flechas marcadas, la ruta te llevará por un kilómetro de exquisita travesía poco profunda, hasta el cenote Caterpillar, a través de una compleja navegación adicional. Este trayecto decorado, de techo bajo, conduce a una serie de restricciones que sólo se pueden superar  en sidemount si nos preocupamos por la conservación de las cuevas. El recorrido ofrece un montón de líneas de salto adicionales, algunas de las cuales no deben seguirse, si queremos evitar más daños que descubrimientos. 

Según la leyenda, la golondrina simboliza el valor, la experiencia y el valor al navegar largas distancias y regresando a su lugar de partida. Aquellos que bucearon XULO  una vez, reconocen que es un lugar especial, lo bastante único para regresar a él, después de visitar otras cuevas.

CONTROL DE SEGURIDAD

BUSQUE FORMACIÓN ADECUADA Y DETENGA SU AVANCE SI NO HA SIDO ENTRENADO PARA EL BUCEO EN CUEVAS.

El buceo seguro en cuevas requiere formación, práctica regular, configuración adecuada y correcta elección de las mezclas respiratorias. Las decisiones tomadas en un entorno bajo techo siempre plantean tres preocupaciones principales: la seguridad del equipo, el respeto a los otros equipos y, por último, pero no menos importante, la preservación de las cuevas.

A pesar de su fácil acceso y profundidad media superficial en general, XULO  ofrece una serie de restricciones, de menores a mayores, que requieren una configuración adaptada (con preferencia por las botellas en montaje lateral), técnica de propulsión también adaptada y técnicas de posicionamiento. 

Mientras el entorno kárstico de la "línea principal" es bastante estable, algunos de los circuitos de salto conllevan pasos por entornos frágiles y llenos de limo, donde la visibilidad podría volverse baja o nula. Considerar el tamaño del equipo adecuado para tales secciones y el dominio de las técnicas anti-limo podría ayudar a prevenir el resultado obvio. Uno también debe ser consciente de sus propios límites y no confiar ciegamente en el trazado de una línea.

Entre los peligros de las cuevas, perderse es probablemente el más amenazante, ya que potencialmente esta situación podría convertirse en una de gas necesario insuficiente para salir. La navegación en XULO puede variar de extremadamente simple a muy compleja. En general, las instalaciones de las líneas y el marcado son bastante fiables, aunque no hay una topografía detallada disponible en este momento. Si te aventuras por una ruta compleja, es imperativo el uso de procedimientos de navegación adecuados, incluyendo el marcaje, la referencia y el compás. En Quintana Roo, todos los sistemas de aguas subterráneas fluyen hacia el mar en dirección sureste. Si te desorientas y a pesar del flujo aparente inexistente, conocer esta característica podría ayudarte en la selección de una determinada dirección.

Ten en cuenta que tu opción de salida "de contingencia", aguas arriba de Caterpillar, es una travesía de  90 minutos, que implica más que un salto y una T.

Hasta ahora, el área de Muyil  no se beneficia de ninguna cobertura regular de la red de telefonía móvil, lo que imposibilita realizar una llamada de emergencia. Para ello es necesario un viaje de 20  minutos, de regreso a la “civilización” para poder contactar con DAN (Divers Alert Network) o cualquier equipo de rescate potencial y otros  40  minutos hasta la Cámara Hiperbárica más cercana, ubicada en Playa del Carmen.

CONSERVACIÓN DE LA CUEVA: 'SOMOS LOS CENOTES'  

Desde su exploración en 2013,  XULO ha pasado por muchos cambios tanto en la superficie como bajo tierra, incluyendo la deforestación, la excavación y la apertura de nuevos caminos, en un terreno que actualmente está a la venta. En la travesía a Caterpillar, los pasajes parecen aumentar a medida que aumenta el número de buceadores que visitan el lugar, así como el número de espeleotemas rotos, cada año.

En los últimos 30  años, la presión sobre el entorno se ha propagado hacia el sur. Antigua aldea de pescadores, Playa del Carmen se ha convertido en una gran ciudad, con una población que ha doblado su número de habitantes en los últimos 20 años, pasando actualmente a ser más de 200.000. La antigua y tranquila aldea de Tulum es ahora un enclave turístico de lujo, con precios exorbitantes y  donde la población ha superado en cuatro veces su capacidad sostenible, en términos de tratamiento de aguas residuales, uso y procesos de gestión de recursos. Estas ciudades, en rápida expansión descontrolada, no se benefician de la educación ni de las infraestructuras necesarias para preservar su hábitat natural en este punto.

Esto es alarmante para una zona como Muyil, que podría resultar ser la siguiente en la lista. Tanto que ha provocado la reacción de algunos residentes de la zona, que  luchan contra los promotores turísticos de la zona, intentando frenar la invasión del turismo, haciendo que el acceso a los cenotes de alguna manera sea más difícil, aunque el impacto ya se ha hecho sentir. Los sistemas interconectados de aguas subterráneas sufren con programas de desarrollo corruptos, que instalan sumideros de aguas residuales directamente al acuífero.

Entre las organizaciones que luchan por esta causa que vale la pena, ‘SOMOS LOS CENOTES’ es una de las pocas que aportan conciencia sobre lo importantes que son realmente las maravillas icónicas como  XULO  y la lucha en general, que tienen contra el impacto ambiental en esta impresionante región. 

Si los cenotes  están actualmente amenazados, también lo estamos todos aquellos que esperamos que sean fuente de vida, vitales para nuestro bienestar natural. Sostenibilidad y Conservación no son sinónimos de no desarrollo, sino de una forma controlada, responsable y preservada de interactuar con nuestro medio ambiente.




Acerca del autor

Audrey es una Exploradora de Cuevas e Instructora Técnica de Buceo, especializada en Sidemount Essentials y Formación de Buceo en Cuevas, en Europa y México.

También es reconocida en el mundo del buceo por sus fotografías de Buceadores Técnicos Profundos y Espeleobuceadores. Sus trabajos aparecen en varias revistas como  Wetnotes, Octopus, Plongeur International, Perfect Diver, Times of Malta, SDI/TDI y DAN (Divers Alert Network).




Traductor: Ramon Verdaguer

Descarga el artículo
Comparte esto

Artículos relacionados