01 Aug 2016 | Cosimo Muscianisi

Disfunción de la Trompa de Eustaquio: Tuboplastia con Balón de dilatación

La disfunción de la trompa de Eustaquio (DTE) es un cuadro clínico común del oído medio que puede afectar a pacientes de todas las edades. Las causas de la DTE son extrínsecas e intrínsecas a la trompa de Eustaquio; en particular, las derivadas de la nariz, la nasofaringe, o también de la inflamación o estenosis de la trompa de Eustaquio en sí. Los síntomas son la pérdida del oído, la sordera del oído y, muy rara vez, el dolor de oído. Estos síntomas pueden ocurrir cuando se lleva a cabo toda una variedad de actividades: viajes en avión o en trenes de alta velocidad, excursiones a las montañas, y, sobre todo, durante las actividades de buceo, tanto en la práctica del buceo en apnea como con equipo pesado.

Este canal tan importante que conecta el oído medio (cavidad timpánica y cavidades adjuntas) con la nasofaringe, ya era conocido en el siglo 16. La trompa de Eustaquio está formada por una parte ósea y una parte fibrocartilaginosa. Su función es proporcionar ventilación, drenaje y protección para el oído medio, así como el mantenimiento de la misma presión presente en el ambiente exterior (presión atmosférica) en la cavidad timpánica. Es debido a esta función de ecualización llevada a cabo por la trompa de Eustaquio, que el sistema compuesto de tímpano y la cadena de huesecillos puede expresar sus funciones de la mejor manera posible; Además, se evita la formación de secreciones serosas o catarrales en la cavidad timpánica.

La DTE provoca problemas de ventilación en el oído medio, lo que resulta en una alteración en la igualación de la presión entre el oído medio y la del medio ambiente, así como la formación y el estancamiento de las secreciones en la cavidad timpánica, hasta el desarrollo de un barotrauma en toda regla en el oído medio, situación muy temida por los buceadores.

Si se produce una DTE durante una inmersión, debido al rápido aumento de la presión ambiental en la fase de descenso, no será posible igualar de forma espontánea (compensar la presión) de las cavidades del oído medio, ya que la apertura fisiológica de la trompa de Eustaquio será impedida por la presión negativa timpánica momentánea que mantiene sus paredes colapsadas.

El buceador podría entonces tener que recurrir a maniobras especiales forzando la compensación de la presión, si ecualización normal no funciona. El requisito básico para ecualizar el oído medio eficazmente y sin riesgos al descender, es comenzar de inmediato la realización de las maniobras de igualación; en otras palabras, forzar la apertura de la trompa de Eustaquio, en presencia de pequeños gradientes de presión (desde los primeros metros).

El diagnóstico de la DTE se puede hacer después de un examen por un especialista en otorrinolaringología, así como un control instrumental de la funcionalidad auditiva, y la prueba de impedancia. De esta manera es posible aclarar las causas de la disfunción: presencia de vegetación en las adenoides o neoplasias en la nasofaringe, dismorfismos septales, hipertrofia de los cornetes, salpingitis, etc.

Además de los tratamientos actualmente en uso (insuflación intratimpánica térmica, cinesiterapia del tubo del oído utilizando Otovent, el uso de un Presurizador de Oído), existe hoy en día un nuevo método quirúrgico para solventar esta condición clínica: la Tuboplastia con Balón de dilatación.

Este procedimiento utiliza un catéter de PTA modificado que se introduce dentro de la trompa de Eustaquio, utilizando un microendoscopio especial para permitir su delicado y preciso posicionamiento. Una vez que se introduce el catéter, el globo que se encuentra en su extremo distal se infla mediante la introducción de solución salina, hasta una presión de 10 bar. Esta presión se mantiene invariable durante dos minutos. Entonces, el globo se desinfla y se retira el catéter bajo visión endoscópica.

Los resultados postoperatorios se analizan utilizando una escala específica, identificada como SET (Supresión eléctrica del Tinnitus), que evalúa parámetros objetivos y subjetivos.

Los resultados de esta técnica muestran que la dilatación de la trompa de Eustaquio es un procedimiento seguro y simple, y representa una buena opción de tratamiento para mejorar la estenosis del canal auditivo.

Descarga el artículo
Comparte esto

Artículos relacionados